boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

WWF: «ICCAT da un respiro al atún rojo pero vota contra los tiburones»

Echan en falta una mayor protección para los tiburones y «una acción más contundente en la lucha contra la pesca ilegal»

26-11-2013 por WWF España La 23ª reunión anual de ICCAT, el organismo internacional que regula la pesca del atún atlántico, ha terminado este 25 de noviembre en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) con la decisión de mantener las cuotas de pesca de atún rojo para 2014.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

 

WWF aplaude a ICCAT por tomar esta decisión, tal y como recomendaban los dictámenes científicos, pero lamenta que los estados miembros no hayan impulsado mayores medidas de protección para los tiburones, ni una acción más contundente en la lucha contra la pesca ilegal.

"WWF felicita a los países miembros de ICCAT por volver a respetar a la ciencia en relación a las cuotas de atún rojo en el Atlántico Este y en el Mediterráneo. Es un buen resultado para la credibilidad de ICCAT. Sin embargo, no se ha conseguido asegurar el cumplimiento de las medidas de gestión, un asunto que sigue siendo muy preocupante", ha dicho Sergi Tudela, responsable de pesquerías de WWF en el Mediterráneo.

Después de muchos años de mala gestión, el año pasado ICCAT siguió por primera vez las recomendaciones científicas e impuso una cuota anual de pesca de 13.400 toneladas de atún rojo en las pesquerías del Atlántico Este y el Mediterráneo. A pesar de que este año no se ha evaluado la población de atún rojo, en la reunión de ICCAT ha habido grandes presiones desde varios países para aumentar la cuota, sin atender al consejo científico. La Unión Europea, representada en la reunión por la Comisaria de Pesca, Maria Damanaki, ha respaldado con firmeza a la ciencia. Finalmente, las propuestas para aumentar la cuota han sido descartadas.

Un importante asunto sobre el que WWF ha llamado la atención en esta reunión de ICCAT es la falta de trazabilidad en las granjas de atún. En un estudio, la organización ha destacado que existe un potencial para ocultar capturas no declaradas, y ha instado a los miembros de ICCAT a encontrar alguna solución técnica al problema. ICCAT acaba de adoptar un procedimiento común basado en imágenes estereoscópicas que probablemente sea capaz de acabar con esta importante carencia en el control de la trazabilidad.

“Como ha demostrado WWF durante muchos años, las granjas de engorde son una de las áreas menos controladas del negocio del atún rojo. Sólo este año, en una granja de atún en el Mediterráneo donde las autoridades utilizaron imágenes estereoscópicas, se encontraron 550 toneladas de atunes vivos sin declarar. Esta cantidad es mayor que la cuota anual de capturas de muchos países miembros de ICCAT y muestra una situación muy preocupante”, ha dicho Sergi Tudela.

En lo que respecta a los tiburones, los resultados de la reunión de ICCAT de este año han sido muy decepcionantes. Una propuesta para fortalecer la actual prohibición sobre el “aleteo” de los tiburones -una práctica que consiste en cortar las aletas de los tiburones y tirar el cuerpo al mar- obligando a los buques a desembarcar los tiburones enteros, con las aletas en su sitio, ha sido rechazada con la oposición frontal de Japón, China y Corea. La protección del marrajo sardinero (Lamna nasus), una especie de tiburón en peligro, fue rechazada por Canadá.

 

WWF está particularmente decepcionada por la falta de voluntad política de los miembros de ICCAT para afrontar de manera efectiva el cumplimiento de las normativas. El año pasado, WWF presentó un informe que destapaba un gigantesco escándalo, con al menos 20.000 toneladas de atún rojo sin declarar vendidas principalmente a Japón. Algunos miembros implicados de ICCAT se comprometieron a presentar un informe aclaratorio este año, pero sólo Panamá ha cumplido. Aunque los resultados de la investigación de Panamá respaldan los argumentos de WWF en lo que respecta a un posible fraude en las declaraciones de exportación/importación, los países productores implicados del Mediterráneo y Japón han rechazado que se siga investigando.

“Los mecanismos para afrontar y asegurar el cumplimiento de las medidas de gestión son cruciales para la credibilidad de cualquier organización regional de gestión de pesquerías, incluida ICCAT. Lo que es esencial, y lo que ha estado ausente hasta ahora, es una clara voluntad política”, ha dicho Raúl García, del programa de pesca de WWF España.

Se espera que 2014 sea un año crucial para el atún rojo, con la actualización de la evaluación científica de la pesquería en la agenda del ICCAT. El comité científico de ICCAT ha advertido este año que son necesarios más recursos de los países miembros para mantener su trabajo en esta materia. “Muchos estados miembros de ICCAT critican a los científicos por las incertidumbres de su última evaluación del stock de la especie, pero cuando llega la hora de financiar la investigación no son capaces de aportar los recursos y datos necesarios”, ha dicho Raúl García.

Observatorio de Precios

Novedades en boletinagrario.com

X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, así como para ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.